Noticias

Foto para:  ENTREVISTA A MARC ROGER

ENTREVISTA A MARC ROGER

17/06/2020Autor de "La librería de monsieur Picquier"

Marc Roger, autor de La librería de monsieur Picquier, nos ha respondido a las preguntas que fueron realizadas a través de una publicación en Instagram por algunos lectores.

 

París, 16 de junio de 2020

 

Queridas lectoras, queridos lectores :

 

Quiero agradecer profundamente a Duomo ediciones y al traductor Juan Vivanco el trabajo realizado en La librería de monsieur Picquier y la oportunidad de reunirnos hoy en este juego de preguntas-respuestas.

 

1. ¿Como surgió la idea de escribir este libro? ¿Dónde y cuando saltó la chispa? pepa_locuradelibros
 

¿Te basaste en alguien para crear al personaje de monsieur Picquier?  @naita29

A parte de la belleza y el amor por los libros, la amistad, hay en la novela una cierta crítica a algunos aspectos de la sociedad actual, por ejemplo, la novia de Gregoire dice que no le gustaría envejecer en Europa, que encerramos a nuestros ancianos y nos olvidamos de ellos, ¿es posible que la lectura, el arte ayuden de algún modo a mejorar la vida de las personas?, que si potenciásemos la lectura, la arteterapia estas residencias o este tipo de lugares serían menos solitarios?? Para mí sin duda habría que intentar tener a muchos Gregoire como tu protagonista. @cuandoflorezcanlosabedules

Marc Roger también se dedica a contar historias en voz alta. ¿Cuánto hay de él en Gregoire? @sirmactres

¿Se ha inspirado en personajes reales o son fruto de su imaginación? @libroextrem

¿Te has basado en alguien en particular para ese maravilloso librero? @helen_cazadora_de_libros

¿Se ha basado en personajes reales en la obra o son ficticios ambos? @Mrwonderbook

¿Existe esa residencia y lo que cuentas de ella? @helen_cazadora_de_libros

La librería de monsieur Picquier es una obra de ficción inspirada por mi profesión de lector público. De hecho, desde 1992, leo en voz alta en residencias, bibliotecas, ferias del libro, penitenciarias, escuelas… Después de todos estos años de experiencia sobre el terreno, deseaba dar testimonio de una profesión poco conocida por el público en general en Francia, como si estuviera pasando la antorcha a las generaciones más jóvenes, como un recuerdo.

 

Quería hablar del fin de la vida, así que creé mi primer personaje, monsieur Picquier, el viejo librero.

 

Empecé mi trabajo como lector público en residencias, tanto modestas como lujosas, donde he hecho miles de lecturas, y en todas ellas ha surgido la misma observación: la manera en que tratamos los últimos momentos de vida de nuestros mayores no es adecuada. Pese a las competencias y la buena voluntad del personal de enfermería, las estructuras que los acogen se convierten poco a poco en guetos alejados de la vida. El drama de la pandemia actual solo ha reforzado mi idea de que debemos plantearnos los últimos días de vida de nuestros mayores con nuevas formas de acogida. Afortunadamente, algunas ya existen aquí y allá.

 

El personaje de monsieur Picquier es, en parte, autobiográfico: cuando habla de la lectura en voz alta, son mis propias palabras, palabras de un lector público en boca de un viejo librero. He vivido la mayor parte de las escenas de la novela y solo las he deformado para, dependiendo de la situación, conferirles más o menos dramatismo, humor o poesía. Pero, comprendedme bien, no podía construir la novela en torno a los recuerdos de un viejo lector público, puesto que no habría resonado en la audiencia (nadie sabe qué es un lector público). Sin embargo, incluso la gente que no lee o que no pisa jamás una librería sabe que un librero es una persona que vende libros. Así que me puse en la piel de un librero jubilado y, para hacerlo, entrevisté a cuatro de ellos, dos mujeres y dos hombres, con el fin de reflejar de la manera más real esta profesión.

 

También quería hablar de la entrada en la vida profesional activa, así que creé a mi segundo personaje, el joven Grégoire.

 

El personaje del joven Grégoire no es autobiográfico. Hay una trayectoria escolar catastrófica, lo que en absoluto ocurrió en mi caso. Yo fui buen alumno. La única cosa que me acerca a Grégoire es la angustia que siente ante la vida que le espera. No sabe en qué se va a convertir. Cuando tenía su edad, lo viví con auténtico pánico: ¿qué voy a hacer con todo este tiempo?, ¿a qué me voy a dedicar? Os ahorro los detalles, pero diré que antes de encontrar mi vía/voz (no sé si vuestro idioma permite este juego de palabras), estuve dando tumbos varios años.*

[1] En el idioma francés, voie/voix tienen la misma pronunciación. (N. de la T.)

 

 

Monsieur Piciquier al final de la vida (trayectoria descendente): el maestro.

Grégoire, al comienzo de la vida (trayectoria ascendente): el discípulo.

Lugar común: la residencia Les Bleuets.

Acción común: la lectura en voz alta.

 

Casi todos los capítulos están construidos bien en torno a un género literario (poesía, viajes, historia, filosofía, juventud, erotismo…), bien en torno a un autor.

 

 

2. ¿Qué leía mientras escribía el relato? @icarobooks

He leído varias biografías de Leonor de Aquitania para documentar la parte histórica del final de la novela y he visitado la abadía de Fontevraud para dejarme impregnar del lugar. Es un paraje absolutamente mágico, fuera del tiempo…

 

Yo mismo he realizado el viaje que Grégoire hace a pie entre la residencia y la abadía de Fontevraud. Diez días andando entre un pueblo de la Francia central el cual no cito y la abadía. Me gusta caminar y quería que esta actividad estuviera presente en el libro. Y con este viaje iniciático podía hacer salir al lector del ambiente mortal de la residencia.

 

 

3. ¿Cómo es el proceso creativo a la hora de escribir? ¿Tienes unos horarios establecidos? ¿Un lugar favorito donde sentarte a escribir? ¿Esperas a que llegue la inspiración en cualquier momento? @cuandoflorezcanlosabedules

Para escribir La librería de monsieur Picquier me beneficié de una residencia de escritura de seis meses en un antiguo presbiterio, sin otra preocupación que la de escribir esta novela en la que trabajaba desde hacía cinco años de forma episódica (en verano, durante las vacaciones de agosto). Todo había madurado en mi mente y solo me faltaba consagrarme a una redacción asidua de ocho a doce horas de trabajo por día, algunas veces más, para sentir la necesidad de dar vida a mis personajes.

 

Adjunto una imagen del despacho en el que escribí La librería de Monsieur Picquier. El friso que se observa en la pared es el mapa a escala 1/25000 de la ruta tomada por Grégoire entre la residencia y la abadía de Fontevraud.

 

Cada mañana, al entrar en la estancia, decía en voz alta: «¡Buenos días a todo el mundo!». Era mi ritual para saludar a los personajes y comenzar a trabajar de buen humor.

 

No puedo hablar realmente de inspiración, pero por la noche o cuando camino, si me viene una idea a la cabeza, tomo notas en un bloc. De lo contrario, siempre escribo en un ordenador portátil.

 

Cuando tengo una idea que quiero desarrollar, una situación que quiero representar, las formulo con palabras sencillas, sin preocuparme de la estética. A continuación, trabajo con ahínco la forma, la palabra, la frase, el párrafo, leyendo incansablemente en voz alta para escuchar cómo suena el texto.

 

 

4. Tu libro desprende pasión por la lectura, por como las historias pueden removerte por dentro, citas muchísimos libros y autores, ¿cuáles son tus autores favoritos? ¿Crees que alguno de ellos influye en tu estilo? @cuandoflorezcanlosabedules

Para alguien que ama tanto los libros... me gustaría saber cuál es su libro estrella, ese que siempre recomienda. @mrwonderbook

Enhorabuena por el libro. ¿Las referencias literarias que aparecen son las preferidas del autor? @sirmactres

Sí, las obras literarias que se citan en la novela forman parte de mis libros de referencia.

 

Por otro lado, no sé si puedo reclamar el estilo de este o aquel autor. Sería demasiado pretencioso. Por otro lado, hay dos autores y dos libros que me impulsan a escribir: Farenheit 451, de Ray Bradbury, y Martin Eden, de Jack London.

 

Me habría gustado citar a docenas de autores…

 

 

5. ¿Qué rasgo del carácter de los protagonistas cree que es el que más les define? @sofamantaylibros

La empatía. La atención al otro. La escucha y el respeto.

 

 

6. ¿Hay otra novela en proceso de creación? @pepa_locuradelibros

Después de haber escrito La librería de monsieur Picquier desde un punto de vista autobiográfico, he aceptado el reto de escribir una novela que no tiene nada que ver con mi trayectoria personal.

 

Desde la primera hasta la última página, habla de pájaros, con Mylène, una veterinaria-ornitóloga de 25 años, y Natacha, de la misma edad, funcionaria en un ayuntamiento. No hay nada que las una, ni su procedencia social, ni su profesión o amistades. ¿Cómo las unirá el amor?

 

Se desarrolla en París, en el barrio donde se ubica el cementerio Père-Lachaise. Lo que busco es hablar del lugar que ocupa la naturaleza en las ciudades, de cómo acogerla y protegerla para que, a cambio, dé sentido a las vidas de los ciudadanos.

 

«Hay que meditar una y otra vez sobre el pájaro, porque es mediante el conocimiento del pájaro que nos volvemos libres para siempre.»

 

En Lao Tseu et le taoïsme, de Max Kaltenmark

 

 (Le Seuil, 1965)

 

 

Muchas gracias,

Marc Roger

 

 

 

 

 

 

Contenido asociado